Saltar al contenido

Grenade touristique Granada

Artículo sobre los Recursos Turísticos de la Ciudad

GRANADA, DESTINO TURÍSTICO

Granada es meta turística desde su periodo islámico, con viajeros que difundieron una imagen literaria relatada en el romanticismo.

La Alhambra es el monumento más visitado de España, junto a todo el conjunto monumental de la ciudad, a cuyo atractivo cultural une las ventajas de una ciudad media con servicios completos, sin los inconvenientes de las grandes urbes, cercana a Sierra Nevada y a la Costa del Sol. Sede constante de congresos que se celebran en el Auditorio Municipal Manuel de Falla y Palacio de Congresos y Exposiciones en el Paseo del Violón.

No hay paseo más umbrío en el mundo ni tampoco más ganas del verde cuando lo roza el sol en días escogidos, el acercarse al Paseo de los Tristes y cruzar el puente en dirección al Rey Chico y, desde allí, pasear hasta la Fuente del Avellano a través de una especie de Arcadia de color verde.

También desde esa parte del río se puede subir hasta la Alhambra por su acceso natural y antiguo desde la ciudad, la Puerta de las Armas. Aunque no está de más seguir el paseo por la Cuesta de los Chinos y llegar a un lugar inédito fuera de Granada, la Mimbre.Frente a la Colina Roja de la Alhambra se divisa el Albayzín, y una de las posibilidades de acceso al barrio es a través de la Puerta de Elvira, una de las más importantes de las muchas que tenía la ciudad.Subiendo por la Cuesta de la Alhacaba y siguiendo la línea de murallas de la Alcazaba Cadima se llega hasta la Plaza Larga, donde se encuentra el Arco de las Pesas, se entra ya en un recorrido laberíntico en el que no está de más perderse, aunque sin olvidar algunos puntos de interés. El más cercano es la iglesia del Salvador que, como antigua mezquita mayor de la que fue medina, conserva aún el patio de abluciones.Tampoco es conveniente olvidar San Nicolás, donde se evidencia una de las más sistemáticas operaciones de los Reyes Católicos: sustituir mezquitas por iglesias en la necesidad de cristianizar un tejido urbano ajeno y misterioso.El convento de Santa Isabel la Real, en dirección a la plaza de San Miguel, es uno de los secretos mejor guardados del Albayzín. Se accede a este convento de clarisas, que fundó la reina Isabel en los primeros años del mil quinientos, a través de un portalón que lo esconde de la vía pública.Ya en la plaza de San Miguel Bajo se encuentra la iglesia dedicada al santo y casi medianero con la iglesia, un pequeño callejón conduce a la casa palacio de Dar-al-Horra, que al parecer, fue habitada por la madre de Boabdil.En la misma plaza de San Miguel, el mirador de la Lona proporciona nuevas perspectivas: la Gran Vía, la estación de ferrocarril, y sobre todo, la sierra de Elvira en cuyas faldas se estableció la vieja ciudad. Ya en dirección a la calle San Juan de los Reyes se pasa por la iglesia de San José, antigua mezquita que puede ser la más antigua de Granada. Desde aquí, es casi inevitable llegar por San Gregorio hasta la calle Calderería.